La revista Journal of Pineal Research, el 6 de febrero del 2018 (doi: 10.1111/jpi.12472), publicó un estudio  llevado a cabo por la Universidad de Granada (UGR), el Hospital La Paz – Carlos III de Madrid y el Centro Científico de Salud de la Universidad de Texas (Estados Unidos), en el que se pone de relieve el descubrimiento de un nuevo mecanismo molecular de los efectos antiobesidad que tiene la administración crónica de melatonina, una hormona natural que el propio organismo secreta durante la oscuridad de la noche, principalmente por una glándula llamada glándula pineal.

Para conocer un poco más sobre esta hormona, sus beneficios y en qué alimentos podemos encontrarla, hemos entrevistado a Miguel Angel Blanco Muñoz, Responsable de I+D+i en Herba Ricemills y Doctor en Ingeniería Química.

 

1. ¿Qué es la melatonina y cuál es su funcionamiento?

La melatonina es una hormona secretada por el cerebro –en concreto la glándula pineal – y que cumple múltiples funciones en el organismo humano, al participar en numerosos procesos celulares y neurofisiológicos. Entre ellos, por ejemplo, destaca la regulación del sueño y el reforzamiento del sistema inmune.

 

2. Según recientes estudios, esta hormona está relacionada con la obesidad. ¿En qué medida?

En un artículo anterior ya comentábamos la relación entre dormir bien y el consumo de grasas y azúcares.

A partir de los 30 años la producción de melatonina por el propio organismo disminuye. Por tanto, es importante empezar a cuidarnos y comer alimentos que contengan esta hormona o bien el precursor de ella, triptófano, que es un aminoácido esencial a través del cual se sintetiza en el organismo, primero transformado en serotonina y ésta en N-acetilserotonina, que es la precursora de la melatonina.

Por otra parte, el trabajo publicado por estos investigadores demuestra que el efecto anti-obesidad se realiza por 2 mecanismos termogénicos en dos dianas o tejidos; debido a que la melatonina tiene la capacidad de convertir la grasa blanca subcutánea en grasa beige, y de aumentar tanto, la cantidad y como la actividad termogénica de la grasa marrón.

 

3. ¿Cuáles son los alimentos que aportan melatonina?

El arroz, la avena y el maíz dulce son los alimentos con mayor contenido de melatonina por gramo, y además ofrecen una elevada concentración de vitaminas y minerales. También son fuentes de melatonina las nueces, el plátano, los tomates y las cerezas.

 

4. ¿Qué cantidades o con qué regularidad recomendarías el consumo de estos alimentos?

Yo recomendaría una dieta variada que incluyera estos alimentos al menos una vez a la semana.

Lo que no recomendaría serían suplementos de esta hormona sin la supervisión de un especialista médico. Hay que recordar que en España la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha retirado todos estos suplementos de melatonina del mercado, al estimar que debe ser considerado como un medicamento y como tal debe superar los trámites necesarios para que sea autorizada su comercialización en nuestro país.

 

5. ¿Hay momentos del día que sean más adecuados para consumir estos alimentos si lo relacionamos con el funcionamiento de la melatonina?

La melatonina que ingerimos llega al torrente sanguíneo 30 minutos más tarde. Por tanto, los alimentos que tomamos durante la cena deberían tener más efecto sobre la regulación de los ciclos de sueño, aunque no hay ningún estudio concluyente en humanos sobre esto.

 

6. ¿Qué hábitos deberíamos tener en cuenta para prevenir la obesidad?

La obesidad tiene mucho que ver con nuestra alimentación y nuestro estilo de vida. A nivel de alimentación sigo recomendando comer “todo tipo de colores”, y volver a la dieta mediterránea. Además, la ingesta debe estar relacionada con el gasto energético que tengamos y en el momento en que lo tengamos.

Si estamos obesos, aconsejo una pauta coherente de adelgazamiento, sin prisas y con el asesoramiento de un buen endocrinólogo y/o apoyada por un nutricionista.